top of page
Search

¡Boloña de doctora! Yohama Caraballo investiga en la universidad más antigua del mundo 

Updated: Jul 31, 2023


Luego de graduarse de médica en la ULA y especializarse en la UCV, Yohama Caraballo lleva por el mundo su experticia sobre salud ocupacional



Jurungando a la caza de venezolanos en la Universidad de Bolonia, la más longeva del mundo con 935 años de historia, nos encontramos con la historia de la doctora Yohama Caraballo. Tras graduarse en la ULA y especializarse en la UCV, fue nombrada investigadora en el Departamento de Medicina del Trabajo de la alma máter italiana (la primera de nuestro país con ese honor). No se considera una migrante, sino alguien que está formándose para volcar sus conocimientos luego en Venezuela.


La merideña recientemente regresó a su país para dar charlas y promover su libro Los 7 secretos de la felicidad en el trabajo.


👩🏻‍⚕️ Qué diferencia a Bolonia de una universidad latinoamericana:


«Llegamos en el medio de la pandemia a Bolonia en 2021, cuando había muchas restricciones para entrar a Italia, por lo que tuvimos que hacer cuarentena de 10 días en un lindo Airbnb en pleno corazón de la ciudad».


«La mayor diferencia entre la Universidad de Bolonia y nuestras universidades latinoamericanas es la disponibilidad de recursos. Mi ejemplo ilustra una parte de esta realidad, pues yo gané un concurso como investigadora invitada (figuras que no existen en las universidades venezolanas) y esto tiene un gran impacto tanto en la producción científica, patentes y sus respectivas publicaciones en revistas de alto impacto. Por citar un ejemplo, el costo de introducir un artículo científico está alrededor de 1.000 a 2.000 euros en revistas prestigiosas de alto impacto».


«Las inequidades económico-sociales son parte de la causa de la gran brecha que existe entre los países de muy bajos ingresos económicos con respecto a los países de altos ingresos».


«Otra gran diferencia es el acceso a internet veloz en el campus universitario, hasta los visitantes tienen acceso gratuito. Este acceso hizo que implementar clases virtuales fuese algo cotidiano, pues la universidad cuenta con plataformas que pudieron respaldar las clases 100% online en el medio de la pandemia. Hoy sabemos que el internet es un derecho fundamental de tercera generación que desafortunadamente no es un derecho que todos disfrutan».



La doctora Caraballo en la Universidad de Bolonia, la más longeva del mundo, al menos en Occidente y entre las que se han mantenido en funcionamiento continuo (la universidad Al-Azhar de El Cairo se fundó en 970, pero el sultán Saladino quemó casi todos sus libros en el siglo XII y la convirtió en centro de enseñanza religiosa)



«Los estudiantes de posgrado tienen coberturas para ir a uno o dos eventos científicos al año, incluso en el exterior. Los estudiantes de pregrado tienen facilidades para hacer intercambio con otras universidades de otros países. Y así como estas grandes diferencias, hay otras más sutiles, propias de los países con más recursos económicos, que no tienen que ver con la educación per se sino con la calidad de vida tanto de alumnos como profesores u otros trabajadores de la universidad (servicios estables de transporte, agua potable, electricidad, seguridad física, entre otros)».


«Por otro lado, debo resaltar algo que me llena de orgullo de nuestros médicos latinoamericanos y venezolanos en particular, pues conozco de cerca esta realidad al ser egresada de la Universidad de los Andes (ULA) y luego de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y es la sólida formación de nuestros egresados a pesar de los grandes desafíos».



Yohama Caraballo en un laboratorio de Medicina de la Universidad de Bolonia



«En Venezuela los estudiantes comienzan a tener contacto con pacientes continuamente y a realizar procedimientos menores hasta apoyar grandes intervenciones al final de la carrera. En cambio, en Italia y muchos países europeos no pueden ni siquiera tocar un paciente, no lo auscultan, palpan su abdomen, no sacan ni sangre menos hacer todo lo que hacíamos nosotros, atender partos, suturar, sacar sangre hasta gases arteriales, hacer citologías, ser camilleros, hacer tactos rectales, ser ayudantes en cirugías. Yo recuerdo que hacíamos tantas cosas, mis pasantías no remuneradas duraron dos años y en esos años realmente puedes conocer tus fortalezas y debilidades y genera una experiencia por todas las áreas de la medicina que permite tener una visión de cada especialidad».


«Admiro la formación global de los estudiantes: no solo teórico-práctica sino también con unas bases éticas sólidas y admiro aún más a los docentes que permanecen formando profesionales en el medio de tantas adversidades».


«La verdad que siento una especie de duelo cuando sé de tantos colegas bien formados que se han ido a otros países y no ejercen su profesión, subutilizando su formación profesional».


👩🏻‍⚕️ Tu vida en unas líneas:


«Como mi acento lo delata “soy de los Andes de todo corazón, soy como el ruiseñor que canta y es feliz…”. Nací en Mérida un agosto soleado. Al terminar el bachillerato, a los 16 años, viaje a Texas “sola” como estudiante de intercambio. Viví con una familia maravillosa. En ese año no solo aprendí inglés, también conocí gente que ha dejado una marca en mí y me dio una mejor comprensión del mundo, de quién era y qué quería en la vida».


«Me gradué en 2003 de Médico Cirujano con honores (cum laude) en mi amada Mérida en la Ilustre Universidad de Los Andes. Hoy digo con orgullo que tuve una formación de clase mundial».


«A mis 25 años hice una mudanza que cambió mi vida. Cambié el hogar de mis padres por mi "propio” espacio en Caraca, donde tuve mi primer trabajo corporativo, me gradué de especialista en Medicina Ocupacional en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y apenas me gradué concursé en la UCV para iniciar mi carrera académica como profesora universitaria, donde alcancé el escalafón de Profesora Asociada».


«Desde niña cuando estudiaba historia universal y geografía desarrollé un profundo interés por conocer el mundo y eso me motivó como especialista a participar en algunas becas en el exterior que tuve el honor de ganar y me han permitido completar mi formación académica en Alemania, Italia y Latinoamérica. Hoy reconozco que mi formación ha sido integral, pues me ha permitido concursar con varios países de todo el mundo —y ganar— becas, programas y puestos de trabajo en universidades prestigiosas y empresas privadas de alto nivel».


«He tenido el honor de servir en posiciones de liderazgo desde temprana edad, y como madre de dos hijos he tenido que aprender a organizarme, manejar meticulosamente mi tiempo, planificar para asumir cada rol con entereza, entusiasmo y responsabilidad. Hoy soy líder en organizaciones internacionales como presidenta de Icsoem, secretaria nacional de Venezuela de la ICOH, miembro de LDOH, Soveso y OSH-África»



Yohama Caraballo en una de sus conferencias internacionales sobre salud laboral, en este caso en El Cairo



👩🏻‍⚕️ La mayor huella que te deja nacer venezolana:


«Estoy escribiendo estas líneas desde mi casa en Caracas viendo el Ávila y las guacamayas pasar, amo los colores del trópico, el sabor del mango, el agua de coco, el plátano y el casabe, ese cielo azul particular de nuestra tierra y la luz tan brillante que arropa todo lo que toca. Desde que llegas a Maiquetía comienzas a escuchar “mamita, amiguita, mi amor, mi reina…” Algo muy caraqueño que cuando tienes tiempo sin escuchar te saca una sonrisa de inmediato 😊».


«Por otro lado, hablar en tu lengua materna, conociendo dichos, refranes y entender chistes o dobles sentidos, es algo que toma tiempo cuando aprendes otro idioma. Por lo que la expresión completamente espontánea y natural es algo que amerita paciencia, trabajo duro y humildad».


«He aprendido a adaptarme rápidamente a donde voy y a disfrutar las bondades de cada país que visito».


«Hoy siento que soy una ciudadana del mundo pues laboralmente no solo represento a Latinoamérica o a Venezuela. Mis roles han hecho que sea la voz de los trabajadores de los 5 continentes, honor que asumo con gratitud y gran responsabilidad».


👩🏻‍⚕️ Qué es la salud ocupacional:


«Actualmente estoy enfocada en ayudar a las personas a ser más felices y productivas en su trabajo. Estamos preparando programas y experiencias de formación inolvidables en sitios de trabajo tanto presencial como online para que no existan limitaciones geográficas. Todo basado en la metodología de mi más reciente libro publicado el 30 de mayo de este año: Los 7 secretos de la felicidad en el trabajo. Obra que se convirtió en un bestseller y ya ha transformado muchas vidas».


«Pasamos 1/3 de nuestra vida adulta en el trabajo y hemos de elegir una labor que nos haga felices, independientemente de lo que sea».


👩🏻‍⚕️ ¿Te quedó algo por decir?


«No hay país perfecto. Todas las naciones tienen desafíos y buena parte de la felicidad (algunos expertos dicen que alrededor de 50 %) depende de nosotros mismos, por eso debemos aprender a cultivar la salud física/mental y el bienestar donde quiera que estemos».


«Recuerdo una vez que una expatriada de una compañía internacional me dijo: “Si puedes ser feliz en Venezuela, puedes ser feliz en cualquier parte del mundo” y sé que vivir en crisis, en un país con una de las inflaciones más altas del mundo, altos costos, inestabilidad, genera muchas emociones negativas como desesperanza, impotencia, frustración, tristeza, rabia y cualquier otro matiz que muchos hemos sentido, pero también aprendí que uno de los antídotos es enfocarse en todo lo hermoso que también tenemos y vivir en gratitud».


«Venezuela es fabulosa y el potencial de su gente también lo es. Cuando nos enfocamos en las cosas de las que sí tenemos control, en cultivar nuestro ser, nuestro intelecto, amistades y personas que agregan valor a tu vida y te impulsan, se forma una especie de escudo, se forja un carácter resiliente y más fuerte que permite afrontar los retos y desafíos con mayor coraje, lo que es un ingrediente indispensable para una vida más productiva y en bienestar».

356 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page