Search

Códigos de “chanceo” en el siglo XXI


Creo que más allá de una lista de cosas que se pueden o no hacer, hay que devolvernos un poquito y pensar en el tema principal que está detrás de toda interacción con otra(s) persona(s): el consentimiento. Consentir algo es básicamente esa conversación y acuerdo explícito y libre de que se quiere algo, sea sexual, romántico o de otra índole.


El caso del consentimiento es curioso porque es algo que nos puede sonar artificial o muy ajeno que las cosas fluyan. Esto pasa porque nuestra socialización está llena de mitos del amor romántico, por ejemplo: que solo existe un verdadero amor por siempre y para siempre, que el verdadero amor todo lo aguanta, todo lo puede, y todo lo justifica.


En la TV y el cine lo que más se ve es la dinámica de hombre-seduciendo-a-mujer porque, en el mundo patriarcal, son ellos quienes simepre toman la iniciativa, vemos muchas imágenes de besos robados pero pocas situaciones en donde alguien pregunte: ¿te puedo besar?


Entonces, cuando la única educación (formal o informal) sobre las relaciones está basada en el amor romántico, en donde no se habla abiertamente de nada y donde se espera que haya guiones de lo que hacen las mujeres y lo que hacen los hombres es cuando vienen los problemas. Estos pueden ser, por ejemplo: no le voy a decir que me gusta que haga X cosa porque él debería saber eso o también: a mí me toca pagar toda la cuenta esta noche porque en la primera cita siempre paga el hombre. Es decir, pensamos que la otra persona nos lee la mente, cuando en realidad no es así.


Con respecto a códigos, esto aplica a todas las personas: la otra persona es tu igual y merece respeto. Si una persona te dice que no quiere hacer algo o que siente incomodidad con algo que tú haces, lo más adecuado es decir “ok, está bien” y ya, siguiente página. La ausencia de no, no es un sí. Solo sí es sí. Y pasa por cualquier situación, desde darle un beso a alguien o tener sexo.


Hoy hay una creciente cultura del consentimiento gracias al trabajo que han hecho muchas activistas y colectivas feministas. Igualmente, gracias a las oportunidades que hemos tenido para diversificar la educación integral en sexualidad en algunos espacios. Estas dos cosas junto con la existencia de leyes y mecanismos de protección donde se reconoce la violencia como volencia y no como “crímenes pasionales” o “seducción” han ayudado mucho. Si embargo, falta mucho por hacer porque temas como estos: consentimiento, respeto, seguridad en citas online sean más mainstream


Aplicaciones de citas o chanceo: recomendaciones


Las apps de citas o chanceo son solo otra forma de conocer a personas y ya. De por sí, no tienen nada de malo. Yo las he usado como forma de conocer cuadres, e incluso ahora tengo amigos que conocí en apps. Mi actual pareja . El hecho de estar en Tinder o Bumble no quiere decirque quieras sexo a la primera. Es un mito, en las apps hay muchas personas que quieren cosas distintas, desde quienes están de vacaciones en un sitio y quieren alguien que les acompañe a hacer cosas de turístas o gente que sí quiere solo sexual casual. Y ambas están bien. Por eso conversar y preguntar es importante para poder conseguir gente que comparta nuestras expectativas.

Como recomendaciones o tips:

  • Que tu perfil refleje tus gustos e intereses, no trates de presentarte como alguien que no eres porque tu perfil es lo único que ven las otras personas. Mientras más específico sea tu perfil, quizás no vayas a tener tantos matches, pero es más probable que hagas match con alguien que tenga algo en común contigo.

  • Que lo primero que digas en el chat no sea “hola” o “hey”, esfuérzate más.

  • No ir con la idea de que es una app para conseguir al amor de tu vida a la primera. Verlo como otra forma de conocer más personas te quita mucha presión de encima y así es más sencillo aceptar las citas que quieres y rechazar las que no, o invitar a alguien a conocerse o mejor unmatchear a alguien.

  • Seguridad. Creo que esto es súper importante en Vzla y en todo el mundo:

  • Nunca poner información personal en perfiles públicos;

  • Solo compartir tu número con quien hayas conversado en la app y tengas una buena idea de que es una persona real: que en el whats tenga una foto, que tenga otras redes sociales, y cosas asi;

  • En las primeras salidas siempre es mejor citarse en un lugar público y avisar a alguien donde vas a estar y con quien. También es buena idea armar un plan relajado, económico y en un sitio donde haya otras personas presentes para cuando vayas a conocer a tu cita en persona

  • En la primera cita, siempre es mejor encargarte de tu propio transporte en vez de esperar que la otra persona te lleve y traiga.

  • Cuando hablamos de apps de citas o ligues o chanceo hay que estar muy pilas con las nudes y el sexteo. Esto puede ser tema para otro artículo incluso. Pero aquí algunas cosas muy generales:

  • No enviar nudes si la otra persona no te las pide o no han acordado que se van a pasar nudes. Esto es acoso. Se puede bloquear a la gente que te envíe estas fotos y denunciarlas en la app

  • Reenviar nudes que recibiste de una persona sin su permiso también es acoso y violencia. En un delito. Para tener precaución, si vas a enviar nudes lo preferible es que no se vea tu cara o alguna marca distintiva (tatuaje, por ejemplo). También estas fotos se pueden intercambiar por apps en donde se borren automáticamente y no se puedan tomar screenshots (Dust, por ejemplo)

Sobre preguntar temas de orientación sexual o identidad de género


Esto es muy sencillo, pregunta y ya. Pero desde el respeto y la aceptación. Si tú no sabes qué pronombre usa una persona y necesitas saber, puedes preguntarle “oye, que pronombres usas?” o “con qué pronombres me puedo referir a ti?” y ya, listo. Dentro de muchas comunidades queer esto es de lo más normal del mundo y cero rollo. Igual, si te dicen y te equivocas y llamas ella o alguien que usa él, te disculpas, corrijes y ya, no pasa nada.


En muchos espacios se está volviendo más común hacer explícitos los pronombres: en mis clases de la uni, todas las personas tienen su nombre y pronombre visible en zoom. En muchas reuniones que he ido, en los name tags pones tu nombre y pronombres. Este tipo de cosas ayudan mucho a hacer espacios un poco más seguros para personas trans o queer.

Si quieres complementar, este podcast sobre el tema está increíble.

13 views0 comments

Recent Posts

See All