Search

Cebada, estrógeno y sabor

Por Verónica Bastardo

Entre las conocidas bebidas espirituosas, una que acostumbra a ser marginada —a parte del anís con yogurt— es la cerveza. A veces no tiene el reconocimiento y valor que le dan al ron, o el prestigio que te ofrece una botellita de vino, pero el manjar más vendido de las tascas, no es solo para obreros que salen a las 6:00 pm.


Gabriela Bastardo le agarró el gusto a la cerveza por “ser la bebida por defecto de los ingenieros”, pero aclara que no le gustaba el olor. Hoy no es solo una catadora, sino que tiene su propia marca de Cerveza artesanal —Kairos— y no duda en compartir su pasión por esa bebida.


–Hablemos de los comentarios que reciben las mujeres cerveceras


–Al principio si recibía muchos comentarios. “Las cervezas de alto grado alcohólico no son para mujeres” o que una mujer que bebé cerveza se ve muy feo. Que la cerveza me va a poner gorda… Sin embargo no prestaba atención. Cuando me inicié de forma más seria dentro del mundo de la cerveza llegué a recibir comentarios como que “es raro encontrar mujeres que sepan de cerveza”.


–¿Cómo surge tu marca de cerveza artesanal, Kairos?


–Empezó como un hobby. Ya una vez me habían comentado que podía hacer cerveza en mi casa. Empecé a leer muchos foros de cerveceros y a comprar distintos equipos caseros para animarme. De allí en adelante empezaron muchos fines de semana de práctica, estudios, cursos y diplomados para entender el proceso cervecero y mejorar cada vez más.


–¿Cuánto de creatividad y libertad hay en el mundo de los sabores de la cerveza artesanal?


–En el mundo de la cerveza, el cielo es el límite. Hay estilos de cerveza bien definidos y clasificados en guías como la de la Brewers Association. Sin embargo, puedes usar infinitos ingredientes. Lo único que tienes que hacer es imaginar un sabor y diseñarlo.


De poder hacer una cerveza ahorita, buscaría mezclas que pudieran caracterizar distintas zonas, Altos Mirandinos con sus aromas frescos y apinados, Caracas tostada y floral, la costa salada, fresca y con sabor a empanadas. Resumir a Venezuela en vasos.


–Los emprendimientos en Venezuela son un reto, no me imagino en la cervecería artesanal


–Ciertamente la cervecería artesanal es un reto en sí, porque cambia muchos paradigmas y percepciones que tenemos alrededor de esta bebida, pero creo que el mayor reto que tenemos es la persistencia en el tiempo y ofrecer productos de calidad. Es un trabajo que requiere de re-enfoque y reajustes constantes. Mi marca en la actualidad se encuentra operativa aunque en menor volumen comparado con años anteriores.


–¿Cómo innova Kairos?


–Hicimos una incursión en el mercado de personas intolerantes al gluten, ofreciendo fermentos de raíces de jengibre 100% orgánicos y con probióticos.

Cuando inició la pandemia, una de las cosas que más aumentó a nivel mundial fue el consumo de alcohol, pero quería evitar caer en ese círculo vicioso, sin mencionar que por la falta de importación conocí a personas diabéticas que no encontraban cervezas para consumir con sus familiares. Por eso empecé a estudiar otros tipo de fermentos y levaduras y me lance a la aventura de fermentar inicialmente jengibre.


–¿Qué distingue a una buena cerveza artesanal de una mala?


–Un dicho cervecero que dice que "la mejor cerveza es la que tengo ahorita en mi mano" y ciertamente es algo de gustos, y decir que una cerveza o estilo de cerveza es mejor que otro termina siendo algo muy subjetivo.


Sin embargo, lo que define a una buena cerveza es que la misma cumpla con sus características de sanidad, sabor y aroma. Existen muchos factores que pueden afectar la salud de tu cerveza (y que no sabemos identificarlos) y es por ello que cómo jueces y como catadora certificada evaluamos las cervezas e identificamos el posible origen de la falla. Desde el proceso de cocción, fermentado, envasado, limpieza, transporte y edad.


–Última, pero no menos importante: ¿tres cervezas artesanales nacionales que todo el mundo debería probar?


1. La ginger beer de Cerveza Kairos: libre de gluten y alcohol


2. La caballero de Norte del Sur: una cerveza que refleja nuestra identidad nacional pues está hecha con harina de maíz precocida.


3. La Pis de Dieu de Pisse des gottes: una maravilla, fresca y Funky.

8 views0 comments