top of page
Search

Por el Sur, limitamos con... um mistério



"Habrá paz perfecta, firme y sincera amistad". Así arranca el Tratado de Límites y Navegación Fluvial que firman Venezuela y Brasil en 1859. Es la única de nuestras fronteras que se fijó sin intervención de terceros (potencias mundiales, tribunales de arbitraje, etc.) y que se ha mantenido prácticamente sin disputas territoriales durante 165 años. Asterisco: no era un acuerdo entre iguales. Brasil es una de esas potencias mundiales. En 1859, de hecho, tenía un emperador (sic), Pedro II, que gobernó con estabilidad por seis décadas. Venezuela, en cambio, estaba internándose en su guerra civil más larga. Pero se puede decir que el arreglo ha funcionado, más allá de los altibajos ideológicos.


Venezuela y Brasil comparten 2.199 kilómetros de frontera. Eso es como la mitad de toda nuestra costa marina. Seguramente has visto fotos de Morrocoy, Margarita y Los Roques, e incluso apareces en ellas. Pero muy pocas de (por decir algo) el paso de Santa Elena de Uairén en Bolívar. Compartimos la desfalleciente Amazonía, con la que ninguno de los dos países nunca hemos sabido mucho qué hacer: caerle a machetazos, arrancarle cada gramo de sus minerales, dejarla como está o intentar habitarla de manera sostenible, si es que eso se puede. Como la barrera (relativa) del idioma, el Amazonas nos separa a venezolanos y brasileños. Pero quizás podría hacer que nos entendamos mejor.


Por supuesto, ha habido cosas como los garimpeiros (mineros invasores de Brasil). Hasta hubo una película venezolana llamada así. Pero en medio de la catástrofe humanitaria que hemos sufrido en años de Maduro, la política migratoria brasilera (donde hoy viven casi medio millón de compatriotas) es evaluada hoy como una de las más ejemplares de Surámerica, lo que no quiere decir que sea perfecta. Las rayas existen en los mapas, pero la realidad en el terreno es mucho más compleja. En las próximas semanas, nos pondremos la mochila para contarte más de este umbral de conflictos armados, naturaleza amenazada y gente que trata de llevar una vida, aunque escriban sueños o sonhos 🎒 

6 views0 comments
bottom of page